jueves, 15 de septiembre de 2011

La lactancia y yo



Hace 6 años fue nuestro primer encuentro, nada fácil pero mi amore fue un gran apoyo.

En un principio planeamos darle los seis meses al bebé, sin embargo el pediatra que teníamos en ese entonces nos comento que nuestro bebé estaba muy delgado y que era necesario darle fórmula desde los cuatro meses y su recomendación fue que le diera agua a cucharadas para que se fuera acostumbrando. Sin titubear le di probaditas de agua ya que yo confiaba en el, el estudio y estaba "preparado" por consecuencia el sabía más que yo. Afortunadamente las vacunas se las aplicábamos en el IMSS y ahí me regañaron y dieron una tabla donde decía que era Leche Materna EXCLUSIVA y a libre demanda por 6 meses sin agua, ni tés ni nada extra y a partir del sexto mes la introducción de sólidos (ablactación). Con esta información me sentí muy confundida así que me puse a investigar en foros de maternidad, libros, etc.  y descubrí que muchos pediatras están desinformados...

Desde que pase los seis meses en mi familia empezaron las críticas basadas en mitos que cesaron cuando les imprimí todo lo que había leído

Después a los siete meses me dio Salmonelosis y en el Hospital me pusieron un antibiótico sin mi autorización y me dijeron que no podía seguir con la lactancia, ¡ni me aliviaron y mi leche salía verde! Mi amore me llevo con un homeópata y en 5 min me sentí como nueva, me dijo que con su medicina si le podía dar, pero tenia que  suspenderla 3 días para que el antibiótico saliera de mi sistema. Esos 3 días me estuve sacando la leche para no perder producción y al cuarto día ya me salió la leche blanca y retomamos.

A los catorce meses me operaron de los ojos y no me tome el medicamento (Valium) que recetan para la recuperación y el doctor me felicito por la decisión y continuamos con la lactancia.

Cuando introduje sólidos poco a poco fue espaciando tomas y a los 19 meses había días que no tomaba, así que una noche salí y cuando volví al día siguiente estaba tan enojado que no quiso más.

Con mi segundo bebé empezamos con mucha irritación por que sus tomas eran muy largas y frecuentes, prácticamente no me soltaba. Por fortuna ya teníamos un pediatra a favor de la lactancia y solo obtuve apoyo. Con el no tuvimos prisa en empezar la ablactación, lo veíamos como crecía y se desarrollaba tan bien que no le hacía falta complementar su alimentación, Lo malo fue que en cuanto la probó se hizo fan y le bajo considerablemente a las tomas de leche y de igual manera que su hermano a los casi veinte meses dejo la leche materna.

Ahora estoy amamantando a mi pequeña de dos meses y medio, ya pasamos por una grieta y nada me detiene para darle hasta que ella decida.

Aliento a las mamis y futuras que se informen y no se dejen llevar por comentarios sin fundamento. Amamantar es lo mejor para el bebé.  

Si desean más información visiten:  Liga de la Leche

2 comentarios:

Vivi de MamásyBebés dijo...

es TAN importante no quedarte solo con lo que dicen los doctores!!! mira lo que te recoemndaban con el agua... y la leche verde!!! Dios...

ya te estoy agregando a mi blogroll.

besos

Milky Time dijo...

Es cierto, existen muchos médicos desinformados, pero por ser doctores, nosotros les creemso con los ojos cerrados. Afortunadamente existen muchas páginas, asociaciones y mamás que compartimos experiencias e información y así podemos tomar una decisión más correcta. El apoyo en la lactancia es importantísimo, tanto familiar como médico. Aunque siembre habrá alguien que no esté de acuerdo.. lo importante es que nosotros nos sintamos bien y nuestro bebé esté feliz y sano.
Yo también pasé por un pediatra mal informado. Te dejo mi post sobre mi experiencia.

http://milkytime.com/2011/08/25/la-importancia-de-elegir-un-buen-pediatra/