jueves, 16 de agosto de 2012

Apapacho y conexión con los hijos


Me encanta que mis hijos me pidan que los apapache, desde que son bebés acostumbraba apapacharlos, es decir, abrazarlos, besarlos, hacerles piojito, acariciarlos, hacerles masajes, pero que me lo pidan me derrite.


Creo que todo ese amor expresado físicamente en el apapacho genera una conexión con nuestros hijos, los hace sentir seguros y por supuesto queridos.

Al mayor le encanta que le haga piojito o que simplemente lo abrace, el de en medio ama que le acaricie la espalda y luego el a mi. Mi chiquita disfruta mucho el masaje en sus pies y que le sobe su panza.

Recuerdo  de forma muy grata que mi madre acostumbraba lo mismo y son de esas cosas que nunca olvidas.

¿ A quien no le gusta que lo apapachen? ¿ A sus hijos como les gusta que los apapachen?

2 comentarios:

Amaya de Anclando mis raíces dijo...

Es maravilloso lo que dices de apapachar; yo le llamo apachurrar ;-)
Apachurro a mi bebé todo lo que puedo y más, hasta que se harte (que espero sea muy muy tarde jeje).
Ahora tiene un añito y disfruta que le acaricie como haciendo cosquillitas todo el cuerpo y la cabecita también.
Sí es verdad eso que dices que el contacto nos conecta de manera más profunda.

-Nydia- dijo...

Amaya: Gracias por compartir tu experiencia. Apachurremos a nuestros hijos.